Centre for Life Sciences

Centre for Life Sciences

Rudy Uytenhaak Architectenbureau

CENTRO DE CIENCIAS DE LA VIDA ARCO EN EL PAISAJE; UNA COMBINACIÓN DE TECNOLOGÍA Y NATURALEZA

A pesar de su aspecto futurista, el edificio del Centro de Ciencias de la Vida de la Facultad de Matemáticas y Ciencias Naturales de la Universidad de Groningen se funde plenamente con su entorno rural. El despacho de arquitectura Rudy Uytenhaak ha unificado la tecnología y la naturaleza, combinando fachadas de poliéster de última tecnología con cubiertas vegetales. El nuevo edificio de la Universidad forma parte del complejo Zernike, situado en la parte norte de Groningen, una zona de la ciudad que alberga edificios profesionales y académicos y que se está convirtiendo en un campus verde, conforme los planes paisajísticos y urbanos del despacho West 8. El rígido planteamiento urbano dará paso a un entorno similar a un parque y de tráfico limitado, con caminos, arbustos y setos, en el que los edificios nuevos tendrán ‘un fuerte carácter individual’. El despacho Uytenhaak ha diseñado un edificio sólido; el Centro de Ciencias de la Vida se presenta como una enorme arcada que ofrece acceso al espacio natural situado detrás. Sin embargo, los arquitectos no querían crear un objeto autónomo o una especie de ‘Arco de Triunfo’, sino que, mediante las formas y materiales, han pretendido subrayar la calidad del paisaje. El edificio consta de dos secciones diagonales inclinadas con cubiertas vegetales que se elevan desde el nivel del suelo. Un volumen actúa de puente enlazando las dos secciones, desde el cuarto piso hasta el último, el noveno. Esta estructura tripartita también permite organizar los tres terrenos de investigación: botánica, zoología y estudios fundamentales.

ELEMENTOS DE FACHADA PREFABRICADOS

La arquitecta encargada del proyecto Tanja Buijs-Vitkova también ha intentado crear un entorno ‘natural’ en el interior de las salas de lectura, las aulas, los laboratorios y los despachos, facilitando la visión sobre las cubiertas vegetales y el entorno y aprovechando la luz natural, por ejemplo con claraboyas. La luz natural también juega un papel en la instalación de ahorro energético; el control climático se realiza mediante un sistema sostenible de almacenamiento subterráneo de energía térmica, en combinación con una activación del núcleo de hormigón. Sin embargo, el detalle más llamativo del edificio son sus fachadas vegetales que cubren la estructura de acero. Los paneles translúcidos de la fachada, especialmente desarrollados para este proyecto, están fabricados con poliéster reforzado con fibra de vidrio. El arquitecto ha aprovechado el patrón gráfico de los hilos de fibra de vidrio blancos para aportar naturalidad a esta construcción extremamente moderna. Reynaers participó en la fase preliminar de este proyecto diseñando esta inusual fachada de composite. Los elementos prefabricados (3,3 x 3,6 m) debían albergar más de mil doscientos marcos de aluminio. Las ventanas tienen distintas alturas y se colocan de modo diferente en distintos elementos, situándose en la fachada de un modo más o menos aleatorio. El principal reto era crear una conexión estructural estanca entre los marcos y los paneles de la fachada, teniendo en cuenta los efectos de los cambios de temperatura en los elementos de composite y en los marcos de las ventanas.

ESTRECHA COLABORACIÓN

El asesor de fachadas, la arquitecta encargada del proyecto Buijs-Vitkova y Reynaers colaboraron en la creación de una solución a modo de conexión de clic. Las abrazaderas de acero inoxidable colocadas en las aperturas para las ventanas de los paneles de composite facilitan la colocación sencilla de los elementos de aluminio de la fachada desde el exterior. El efecto elástico de esta fijación con abrazaderas también permite absorber la expansión y contracción. Y debido a que la ventana solapa ligeramente los paneles, no existen aperturas que permiten mirar al interior. Los obturadores de goma en los marcos más externos de los perfiles y el sistema de drenaje interno garantizan la estanqueidad al agua de la fachada. El número de marcos para ventanas se logró reducir a cuatro elementos de fachada (tipos A, B, C y D), basados en el sistema ECO de Reynaers (ES 50), Los tipos A (3268 x 600 mm) y B (3268 x 800 mm), de los que se usaron 486 y 465 unidades respectivamente, son elementos con hoja de cristal fija y aislante. Las versiones C y D (119 y 134 unidades) tienen las mismas dimensiones que A y B, pero tienen una ventana abatible horizontal o vertical. La consulta previa entre las distintas partes no solo influyó en la calidad estructural, sino que, gracias el asesoramiento de Reynaers en una fase temprana del diseño, el cliente logró un significativo ahorro de los gastos. Otro resultado fue el desarrollo de detalles particularmente estilizados en la fachada, favoreciendo la calidad escultural del diseño.

Elaborador: 
Rutolux
Arquitecto: 
Rudy Uytenhaak Architectenbureau
Localización: 
Groningen, los Países Bajos View on map
Fotógrafo: 
Wim Tholenaars
Sistemas Reynaers utilizados: