Heaven 11

Heaven 11

La Costa del Sol recibe su nombre por su exposición al sol, y los residentes disfrutan de 325 días de sol al año. Más allá de las ventajas del estilo de vida, esto también permitió que se aprovecharan las abundantes ganancias solares a través de elementos incorporados al diseño de la villa. La energía solar se aprovechó a través de paneles solares térmicos, vidrio reflectante del calor y paneles solares ocultos para calentar las piscinas. Estos elementos se combinaron con otras intervenciones de sostenibilidad, como las cubiertas retráctiles de la piscina, las bombas de calor de fuente de aire, el aire acondicionado de agua fría, la iluminación LED de bajo consumo y un sistema de riego por agua de lluvia para los jardines. En conjunto, estos elementos hacen que la villa sea extremadamente eficiente desde el punto de vista energético. Durante seis meses del año es una propiedad con cero emisiones de carbono. Heaven 11 redefine la residencia contemporánea adaptando los principios clasicistas a una forma de arquitectura esencializada. El arquitecto principal, Manuel Ruiz Moriche, explica el concepto:

Ark Architects ha completado recientemente la residencia de lujo Villa Heaven 11 en el prestigioso complejo de La Zagaleta, en el sur de España, considerado como el complejo residencial más exclusivo de Europa. La urbanización está situada a diez minutos de la glamurosa Marbella, en la Costa del Sol española, conocida desde hace mucho tiempo como patio de recreo de los ricos y famosos del mundo. La Zagaleta tiene una superficie de aproximadamente 900 hectáreas y cuenta con dos campos de golf, clubes exclusivos para residentes, acceso para yates, un helipuerto, un centro ecuestre, pistas de tenis y otros servicios de lujo que van desde chefs con estrellas Michelin hasta servicios jurídicos y contables. Esta urbanización privada y cerrada está protegida por tierra y mar y cuenta con seguridad las 24 horas del día. La urbanización cuenta con 230 viviendas y otras 190 parcelas aún por desarrollar, con precios de decenas de millones de euros para las viviendas terminadas.

Por eso, al diseñar Heaven 11, el equipo de Ark comenzó con la idea de combinar lo último en lujo con lo último en estilo de vida en una experiencia conjunta. El concepto de diseño consistía en integrar la villa en el paisaje para crear un organismo casi vivo enraizado en el ADN del lugar. Los 5.000 metros cuadrados de la parcela ofrecen vistas panorámicas del mar Mediterráneo, la costa de África, Gibraltar y la verde Serranía de Ronda. Estas vistas se enmarcan en el diseño de un enfoque arquitectónico lúdico que entrelaza elementos modernos y atemporales en una serie de espacios de vida funcionales, lujosos y confortables. Los elementos de estilo de vida se incorporan en todo el edificio, en consonancia con las expectativas de lujo de la clientela acomodada de La Zagaleta. Los materiales se eligieron no sólo por su atractivo estético, sino también por su funcionalidad, durabilidad y sostenibilidad, con una rica paleta de materiales naturales que realzan la forma construida. En los interiores, los materiales incluyen carpintería personalizada, accesorios de acero inoxidable, mármol y elementos de piedra cortados a mano. En el exterior, los elementos paisajísticos cuidadosamente seleccionados incluyen baldosas de guijarros para la entrada, iluminación exterior especial y amplios jardines privados con árboles y arbustos locales. Sin embargo, el material principal que informó el concepto de diseño y al que se dio prioridad por encima de todos los demás fue el más natural de todos: la luz.

La villa terminada consta de 2.320 metros cuadrados de espacio habitable lleno de luz, repartidos en tres niveles.

También se han integrado en el diseño varias terrazas cubiertas y abiertas, que fusionan las funciones exteriores e interiores y difuminan la distinción entre edificio y paisaje. El nivel de entrada presenta un vestíbulo de doble altura que da la impresión de ser un loft, con ascensores y escaleras ornamentadas que conducen a la planta superior. Más allá del vestíbulo se encuentra un salón palaciego de planta abierta y una zona de comedor/cocina con amplias vistas al mar. El nivel de entrada también cuenta con varios dormitorios de invitados con baño y una sala de estar íntima y familiar con un suntuoso mobiliario y una acogedora chimenea. Más allá de las funciones interiores, los patios y las terrazas se extienden al exterior hasta una gran piscina infinita, un bar chill-out y una barbacoa, una zona de descanso, un jacuzzi y extensos jardines.

La mayoría de las habitaciones del nivel de entrada cuentan con paredes acristaladas de tamaño completo que se abren a las impresionantes vistas del océano y la montaña. En el nivel superior de la villa, la suite principal y los dormitorios adicionales también cuentan con ventanas del suelo al techo y patios exteriores. El nivel inferior del sótano tiene una superficie mucho mayor que la del resto de la villa y fue concebido como un centro de entretenimiento integral. Esta planta está equipada con un gimnasio, una sala de cine, un garaje para seis coches, apartamentos independientes para invitados o para el personal con entradas privadas, un spa, una sala de vapor, una piscina infinita cubierta climatizada y una bodega a medida con sala de degustación.

“Heaven es un proyecto que se va 'desnudando' poco a poco para descubrir espacios diferentes en cada momento, explotando de alguna manera las sensaciones de quien lo habita hasta el punto de que la explosión de luz natural en un sótano de más de 1.000 metros cuadrados hace de este proyecto una experiencia para los sentidos en todos sus espacios.”

El nombre Cielo (Heaven) se inspiró en el alzado principal del diseño, orientado a priorizar las aperturas hacia el mar. El efecto (como explica de nuevo Ruiz Moriche) es ese:

“Es indispensable conocer la orientación del sol en cada momento del año, el viento, el estilo de vida y las vistas que se quieren enmarcar. En este sentido, incluimos diferentes grados de protección solar, ya que es necesario para reducir el impacto de los rayos UV.”

Reynaers es pionera en la defensa de la construcción ecológica, y las soluciones de acristalamiento se eligieron por su capacidad para maximizar las vistas, pero también para alcanzar los niveles más altos de rendimiento térmico. Su excepcional estanqueidad al agua y al viento minimiza las pérdidas térmicas y maximiza las ganancias térmicas.

Para la transición entre los espacios interiores y los espacios exteriores aterrazados, se utilizaron los sistemas de corredera Concept Patio (CP 68 y CP 155) de Reynaers. El CP-155 LS (lift-slide) permitió una solución de perfil delgado y altamente aislado capaz de acomodar las grandes dimensiones requeridas, así como permitir esquinas de vidrio fijas que minimizan las interrupciones de visibilidad. Esta solución también permite fijar los grandes cristales dentro de los monorraíles de aluminio antes de la instalación in situ, lo que facilita la logística. Además de que los marcos de aluminio tienen una gran estabilidad, el propio aluminio se considera un material "verde" debido a su durabilidad y capacidad de reciclaje. El sistema Hi-Finity de Reynaers se utilizó para crear elegantes puertas de piso a techo y de pared a pared con perfiles totalmente ocultos. Las soluciones de ventanas Concept System de Reynaers (en concreto, CS 77 y ES 50) permitieron un acristalamiento doble o triple, personalizable para ventanas de apertura hacia dentro o hacia fuera. Todas estas soluciones están diseñadas para soportar una elevada carga de viento sin necesidad de utilizar los tradicionales cristales pesados. Mediante el uso de piezas de extensión que amplían el marco exterior, CP 155 puede conseguir elementos de gran tamaño con una altura de hasta 3 metros. Más allá de la funcionalidad visual, estas soluciones también ofrecen una seguridad superior, con una alta resistencia al fuego, al robo, a la efracción e incluso a las balas. Dada la exclusividad de la urbanización, los parámetros de seguridad son extremadamente importantes para los clientes que buscan comprar una propiedad y pudieron optimizarse mediante la implementación de las soluciones de alto rendimiento de Reynaers.

La culminación de esta colaboración es una residencia espectacular y única que integra a la perfección las funciones de habitabilidad, estilo de vida y confort en una sola vivienda, que a su vez está situada en un lugar natural y recreativamente abundante y muy codiciado. Las últimas innovaciones ecológicas y tecnológicas expresan la propiedad como una articulación contemporánea del clásico estilo de vida de relajación de un resort. Esta calidad se intensifica aún más con la inclusión de lo último en mobiliario y acabados de lujo, entretenimiento, ocio y confort a medida. Villa Heaven 11 va más allá de ser simplemente un hogar para ser una experiencia. Al priorizar las emociones y el bienestar de los habitantes desde el principio y adoptar un enfoque orgánico en el proceso de diseño, se emprende un viaje sensorial a través de la experiencia arquitectónica de moverse por los niveles de la villa y sus extensos terrenos. Intrínsecamente experimental, Villa Heaven 11 ofrece a sus ocupantes un trozo de cielo de otro mundo anclado y enraizado en la tierra que sustenta la vida.

Arquitecto: 
Localización: 
Wuustwezel, España