Estanqueidad al viento y al agua

La permeabilidad al viento y la estanqueidad al agua son dos de los elementos más importantes que determinan el nivel de comodidad del edificio y la calidad del sistema. Las ventanas y puertas de Reynaers se desarrollan con distintos niveles de estanqueidad al agua y el viento para ajustarse a los requisitos del edificio. Para garantizarlo, nuestros sistemas se ensayan minuciosamente en nuestro vanguardista centro de ensayos (enlace: Reynaers Institute).

 

Sellado firme

Las ventanas y puertas de Reynaers están equipadas con juntas de EPDM de alta calidad que protegen contra el aire y el agua durante toda la vida útil de los cerramientos. Para las ventanas, nuestros sistemas están equipados con una junta central, que garantiza la barrera contra el agua y una junta acústica en el interior, que garantiza el rendimiento acústico. Las puertas de Reynaers tienen juntas específicas tanto en el interior como en el exterior para garantizar la permeabilidad al aire y la estanqueidad al agua.

 

Drenaje del agua

Además de la presencia de una barrera contra el agua, la estanqueidad al agua también se obtiene mediante una buena canalización del agua. Para todos los sistemas (ventanas, puertas, puertas correderas, muros cortina, etc.) esta canalización del agua es fundamental y requiere una buena concepción de la misma.

El agua que entra en el sistema antes de la barrera contra el agua es dirigida hacia afuera a través de ranuras de canalización especiales que evitan que el agua se acumule. Estas ranuras están cubiertas con tapetas de desagüe o deflectores de aire. Otra opción es colocar un perfil adicional que produce un sistema de canalización invisible.