Marynarska Business Park

Marynarska Business Park

Konior & Partners Atelier 2 Architekci

En cuestión de soluciones, los arquitectos del Parque de Negocios Marynarska, Konior & Partners de Bruselas y Atelier 2 Architekci de Varsovia, creen firmemente en el principio de probar y comprobar, como demuestra el complejo de oficinas recientemente terminado en la capital de Polonia. Su planta axial, su distribución clásica y un plano típico definen este diseño de doble objetivo: por un lado, crear una impresión de prestigio arquitectónico y de monumentalidad urbana y, por el otro lado, garantizar la mayor versatilidad posible durante su uso diario.

El Parque de negocios Marynarska se ubica en Służewiec, una zona del distrito Mokotów de Varsovia. Se trata de un área que experimenta, actualmente, una profunda transformación. Tras décadas en las que el trajín continuo de sus fábricas y almacenes dominaba la escena, la zona se ha convertido ahora en un centro de experiencia. Gracias a su proximidad a las principales carreteras, al aeropuerto Okęcie y a los centros comerciales, así como a la cercanía del transporte público, la antigua zona industrial ha dado paso a numerosos edificios de oficinas. En términos de planificación urbana, el complejo de oficinas tiene una planta axial que se comprende de cuatro partes con varias modificaciones. El arquitecto ha roto un diseño de letra “C”, clásico en el sentido espacial y funcional, con bloques de distinta altura y separando y girando uno de los mismos para acercarlo a la carretera principal. También han diseñado dos puertas articuladas que no son, tal y como parecen indicar, entradas al edificio, sino la entrada y salida del aparcamiento. Se ha logrado un complejo diverso, unificado por la fuente circular del centro y las numerosas filas de plazas de aparcamiento situadas a su alrededor. El complejo consta, en su totalidad, de una superficie útil de casi 45.000 m2. Su división en cuatro módulos, que se puede relacionar, en cierta medida, junto con la planificación especial de las escaleras, ascensores y sanitarios en la parte central, hacen que el diseño sea sencillo y accesible para una variedad de usuarios. El espacio central, con su corredor separado, tiene una profundidad de algo más de 7 metros y ofrece unas excelentes condiciones de trabajo, ambos en términos de luz natural y de vistas a la ciudad y, en términos de tecnología sofisticada usada para controlar no solo la temperatura, sino también la funcionalidad general del edificio. A pesar de que cada una de las cuatro unidades tiene su propia entrada y recepción, están conectadas entre sí, mediante un enorme aparcamiento de tres pisos y con una capacidad de 1.300 vehículos.

Números grandes

La integración del conjunto se logra no solo gracias a la fuente circular, sino también a través de las distintas alturas de los edificios y los materiales usados. El complejo es clásico en términos de distribución. La planta baja se ha retranqueado y se apoya en enormes columnas de aluminio. La planta superior también se ha retranqueado, aportando una nota grácil y liviana. Entre ambos pisos se sitúa el cuerpo principal del edificio: una suave superficie de cristal, unos cuantos acentos de piedra arenisca y una sección central bisecada por una logia. Las fachadas tienen un carácter indiscutiblemente horizontal, mostrando el número de plantas y expresando los componentes con el lenguaje de los gráficos. Algunos datos que muestran la magnitud del proyecto: los 14,5 kilómetros de columnas, los 16,5 kilómetros de travesaños perimetrales y una multitud de otros elementos, todos ellos fabricados por Reynaers Aluminium, soportan las 850 toneladas, los 20.000 m2 de vidrio Strathophon, que protege el interior al exceso de ruido. Se usó una fachada de cristal estructural, junto a una fachada de montantes y travesaños, en las versiones de muro cortina clásico, así como CW 50. Para el Parque de negocios Marynarska se crearon perfiles especiales, que incluyen marcos reforzados y ventanas basculantes, así como elementos especiales, que permiten la suspensión de los embellecedores y los propios remates. El complejo de edificios, curvado alrededor de una esquina prominente, también se distingue por sus amplias elevaciones a ambos extremos y visibles desde la calle. La hoja de cristal, suspendida en el aire, confiere una sensación de transparencia al complejo Marynarska, ampliando el alcance de su piso superior a cinco metros. Esta impresión de que el edificio tiene alas, supone un guiño al cercano aeropuerto de Varsovia. El Parque de negocios Marynarska tiene un carácter ligero, a la vez que sigue siendo una estructura monumental.

Arquitecto: 
Konior & Partners Atelier 2 Architekci
Localización: 
Warsaw, Polonia View on map
Fotógrafo: 
Jarosław Kąkol
Otros colaboradores: 
Ghelamco Poland (General contractors)
Sistemas Reynaers utilizados: