S.Oliver Administrative Headquarters

S.Oliver Administrative Headquarters

KSP Engel und Zimmermann

La marca de moda s.Oliver se fundó hace cuatro décadas en Würzburg, Bavaria. Lo que comenzó siendo una pequeña boutique para caballero, se ha convertido en una marca de fama mundial y con sede central en la cercana localidad de Rottendorf. Tras crecer gradualmente y cruzar el nivel de los mil millones de euros de facturación, s.Oliver ocupa, actualmente, toda una zona industrial, lo cual conlleva una cierta responsabilidad en materia de planificación urbana. Uno de los problemas lógicos es ofrecer un lugar de trabajo atractivo en esta localidad de provincia a los diseñadores de moda, que siguen las últimas tendencias presentando una nueva colección no dos veces al año, sino cada mes. Por ello, la empresa convocó un pequeño concurso de diseño de sus nuevas oficinas centrales, en el que participaron siete empresas y resultó ganador un discreto diseño de los arquitectos KSP Engel & Zimmermann de Frankfurt. El plano crea espacios articulados que recuerdan a un patio y confiere un carácter lujoso al exterior del edificio, que es totalmente acristalado para lograr una transparencia máxima, ya que, donde se dibuja, corta y confecciona es muy importante disponer de buena luz. Reynaers Aluminium diseñó una solución a medida para este proyecto basada en el sistema de muro cortina acristalado CW 50, con ventilación oculta posibilitando una superficie de cristal continua, que favorece la transparencia, a la vez que subraya la amplitud y representatividad del edificio. Las salas de conferencias abiertas, los grandes talleres y las numerosas salas de reuniones pequeñas, revelan la cantidad de conversaciones y debates que tienen lugar en la empresa: colores, telas, cortes, líneas, formas; para que una marca se consolide y crezca se debe lograr un acuerdo sobre todos estos factores para cada colección. Decididamente, los arquitectos han diseñado un marco moderno para este dinámico negocio. La combinación de hormigón desnudo, los suelos de piedra, los suelos de madera de roble ahumado y las particiones modulares blancas crean una atmósfera que contrarresta el bullicio de los negocios. La escalera oval es el centro focal y punto de orientación del edificio formado por tres módulos. En vez de colocarse en un lugar apartado, la escalera serpentea visiblemente entre los distintos pisos.

imagen austera

La identidad de estas nuevas oficinas centrales se puede usar también para otros sectores y empresas. El rojo, el color corporativo de s.Oliver, solo aparece en la moqueta de una de las salas de reuniones y en algunas piezas del mobiliario. Pero aquí reside precisamente la fuerza del diseño, combinando funcionalidad con un claro idioma arquitectónico. La imagen austera que presenta el exterior con sus paneles sándwich de aluminio y las ventanas horizontales solo se acentúa en un lugar: la gran sala de juntas situada encima de la entrada y que sobresale de la fachada a modo de volumen rectangular de líneas marcadas. En Alemania, ya no se puede construir arquitectura en esta categoría sin cumplir unos elevados estándares de eficiencia energética. Gracias a sus elevados niveles de aislamiento, el sistema de muro cortina CW 50 de Reynaers demostró ser idóneo para este proyecto. Los arquitectos son miembros de la recientemente fundada Asociación alemana para la construcción sostenible (DGNB, por sus siglas en alemán), la organización central alemana para el intercambio de conocimientos y formación profesional que fomenta la concienciación pública por esta tipo de construcción orientada al futuro. Para lograr un rendimiento máximo, se instaló un sistema de refrigeración de núcleo de hormigón cerca de los techos, en los losas del suelo del edificio. El sistema de ventilación elegido permite recuperar más del 80% del calor. Además, se han instalado sesenta sondas geotérmicas a noventa metros de profundidad y bombas de calor que ofrecen calor en invierno y refrigeración en el verano, eliminando la necesidad de usar combustibles fósiles. La nueva sede central se debe considerar el punto de partida de una reestructuración sostenible de la sede de la empresa como parte íntegra de su entorno, un concepto de planificación urbana que adquiere una importancia creciente en el mundo industrializado.

Elaborador: 
SMB Stahl und Metallbau GmbH
Arquitecto: 
KSP Engel und Zimmermann
Localización: 
Rottendorf, Alemania View on map
Fotógrafo: 
Jean Luc Valentin
Otros colaboradores: 
S.Oliver Bernd Freier GmbH & Co. KG (Investors) SMB Stahl und Metallbau GmbH (General contractors)
Sistemas Reynaers utilizados: