Van Acker Sissau villa

Van Acker Sissau villa

Mark Van Acker
360 view

‘Mi objetivo era diseñar una vivienda en la que las zonas de día, de noche y la destinada a oficina se sucedieran de manera fluida,’ explica el arquitecto Mark van Acker. El resultado es la vivienda Van Acker Sissau, cuyos grandes espacios abiertos y numerosos ventanales ponen a prueba los límites entre el interior y el exterior. El diseño se caracteriza por el intercambio de materiales transparentes y opacos y su consiguiente equilibrio sobre la fina línea existente entre privacidad y espacio abierto.

La vivienda Van Acker Sissau se ha construido sobre un terreno que hace esquina situado en el centro de la zona boscosa de Loppem (Bélgica). La vivienda se caracteriza por su planta en forma de L, la configuración óptima para aprovechar la luz solar y las vistas. El arquitecto optó por orientar las piezas funcionales, en la medida de lo posible, hacia el sur y el oeste. En el interior de la superficie en forma de L, la vivienda se abre totalmente hacia el corazón del terreno, el jardín. Para que la planta baja fuese lo más transparente posible por este lado, se usaron grandes ventanales. En la parte externa de la planta en L, una enorme pared aísla la vivienda de las calles adyacente.

La forma inusual del edificio viene definida por la organización de los distintos espacios

El tejado se curva casi orgánicamente alrededor del piso superior del ala oriental

DISEÑO

La vivienda se divide en dos pisos. Los dormitorios, el baño y el garaje se sitúan en la planta baja del ala norte. La zona de día se ubica en la planta baja del ala este y encima de la misma está la zona dedicada a oficina. Sin embargo, esta división no crea espacios contrastados: todas las piezas tienen un carácter abierto y amplio y se suceden de manera fluida. La distribución de los espacios define la forma inusual y el carácter ondulante del tejado, que parece flotar y ondear como una superficie orgánica encima de las piezas funcionales. La vivienda crea un marco blanco brillante que se extiende como una onda por el paisaje.Gracias a la excelente cooperación entre el arquitecto y Reynaers, no se tuvieron que realizar sacrificios en términos de creatividad del diseño. Para asegurar una mínima obstrucción de las vistas del entorno natural a través de las fachadas acristaladas, el arquitecto optó por usar el sistema de correderas de aislamiento térmico CP 155 y los sistemas de fachadas y cubierta CW 50. Además de su facilidad máxima de uso, estos sistemas aseguran la entrada de la mayor cantidad de luz posible y ofrecen una libertad creativa ilimitada.

DETALLES

Los detalles de esta vivienda también son fundamentales para asegurar su carácter sostenible. Por razones de eficiencia energética, se seleccionó el sistema de tres cámaras CS 86-HI. Las pletinas de aislamiento de los marcos permiten obtener un valor Uf de hasta 1,2 W/m2K, lo que le convierte en uno de los sistemas de mejor eficiencia energética de toda la gama Reynaers. Debido a las numerosas superficies de cristal continuo y los grandes espacios abiertos sin muchas paredes internas o columnas, se decidió usar una estructura de acero para gran parte de la vivienda. Esta estructura consiste en un patrón rítmico de columnas finas y vigas HEA, con un entramado de madera. Debido a que la estructura de madera se ha rellenado con chips de celulosa, la vivienda Van Acker Sissau se beneficia de un nivel E 42. La participación de los asesores durante el proceso de diseño derivó en un diseño final que respira una cohesión plena. Varios modos de pensar sobre forma y construcción se han integrado en una vivienda ‘todo en uno’ energéticamente eficaz, en la que las zonas de día, de noche y la dedicada a oficina se suceden de una manera fluida.

Elaborador: 
Lein Aluminium
Arquitecto: 
Mark Van Acker
Localización: 
Loppem, Bélgica View on map
Fotógrafo: 
Debbie De Brauwer