PROGRESO EN CONFORT

PROGRESO EN CONFORT

AUNQUE POCOS ARQUITECTOS RECONOCEN QUE EL CONFORT ES UNO DE LOS OBJETIVOS PRINCIPA LES DE SU TRABAJO, ESO ES PRECISAMENTE DE LO QUE TRATA LA ARQUITECTURA. AFORTUNADAMENTE, MUCHAS PERSONAS CONSIDERAN QUE LOS EDIFICIOS NO SON SOLO UN TECHO BAJO EL QUE COBIJARSE Y COMPRENDEN QUE LA ESENCIA DE LA ARQUITECTURA ES OFRECER UN REFUGIO CONFORTABLE CONTRA EL MUNDO EXTERIOR. AUNQUE LA PROTECCION CONTRA EL MUNDO EXTERIOR – VIENTO, AGUA, CALOR Y FRIO – SIGUE SIENDO UN OBJETIVO PRINCIPA L, LA IDEA QUE PREDOMINA EN LA ACTUALIDAD ESTA INEQUIVOCAMENTE RELACIONADA CON EL DESEO DE OFRECER UN CONFORT ADICIONAL. CAMBIOS

La velocidad con la que cambia la arquitectura no se limita solo a la rápida sucesión de los desarrollos estilísticos. Si analizamos la arquitectura de la década de los sesenta o de los ochenta, nos daremos cuenta que difiere mucho de la actual. El rápido ritmo de cambio también se observa en los enormes desarrollos acontecidos en términos del nivel de confort de los edificios. En este sentido, el transcurso de un siglo también aporta numerosos cambios y, a menudo, una década da lugar a enormes innovaciones. ¿Cuánto hace que la norma era usar ventanas de cristal simple? La popularidad de las ventanas de doble acristalamiento no se impuso hasta después de haberse superado la crisis del petróleo y el aumento del precio de los combustibles fósiles a principios de los años setenta. El incremento gradual de la popularidad del acristalamiento triple es un desarrollo aún más reciente. 

“LA POPULARIDAD DE LAS VENTANAS DE DOBLE ACRISTALAMIENTO NO SE IMPUSO HASTA DESPUÉS DE HABERSE SUPERADO LA CRISIS DEL PETRÓLEO Y EL AUMENTO DEL PRECIO DE LOS COMBUSTIBLES FÓSILES A PRINCIPIOS DE LOS AÑOS SETENTA”

RENDIMIENTO

El aumento de los precios energéticos y la creciente sensibilización sobre la sostenibilidad han contribuido a incrementar la atención que se presta al rendimiento energético de los edificios. Las normas sobre rendimiento energético, establecidas por leyes, cada vez más estrictas, impulsan de manera significativa el aumento de los niveles de confort en los edificios. Michel van Put, gerente de producto en Reynaers Aluminium, confirma que el confort suele derivar de las innovaciones tecnológicas centradas en un uso eficaz de la energía. ‘En aislamiento térmico, hemos logrado un límite de los valores U en viviendas pasivas bastante inferior a 1,0 W/m²k. Aunque el elevado valor de aislamiento de nuestros sistemas es un aspecto realmente importante, tampoco se debe olvidar prestar atención a la ventilación, el control solar y las conexiones estructurales estancas al aire. La combinación de estos aspectos permite alcanzar un clima confortable directamente detrás de una gran fachada de cristal, independientemente de que fuera esté helando o haga mucho calor.’

ACCESO

Todavía existe espacio para seguir avanzando en términos de mejora de la estanqueidad al aire y al agua de las ventanas, las correderas y las puertas. El confort se asocia, por un lado, con una sensación de bienestar y, por el otro, con la comodidad. Las innovaciones y mejoras de los umbrales del sistema Reynaers combinan estos dos aspectos, cumpliendo las normas de estanqueidad al aire y al agua más estrictas, incluso cuando el umbral es muy bajo. Van Put afirma que, sobre todo, las escuelas, hospitales y edificios públicos deben cumplir requisitos estrictos en materia de accesibilidad. Los umbrales que Reynaers fabrica para varios sistemas cumplen las normativas europeas correspondientes, que establecen una altura máxima de dieciocho milímetros. En sistemas específicos hemos logrado incluso cumplir los requisitos más estrictos de la normativa británica, que establece una altura máxima de quince milímetros. Estas soluciones de bajo umbral nos permiten cumplir los requisitos de accesibilidad en prácticamente todas las circunstancias y, especialmente, en las reformas en las que no siempre es posible ajustar la subestructura del piso. 

En un mundo den-samente poblado y ajetreado, el silen-cio se ha converti-do en un lujo

SILENCIO

Todas las innovaciones y mejoras en ais-lamiento térmico y estanqueidad al aire y al agua también ayudan a mejorar el aislamiento acústico. En un mundo densamente poblado y ajetreado, se suele subestimar el lujo del silencio. El descenso del ruido ambiental conlleva una mejora significativa del nivel de confort. Gracias a su elevada estanqueidad al aire, el sistema Reynaers ya disminuye notablemente el nivel acústico y otros detalles, tales como juntas adi-cionales y bisagras ocultas, mejoran aún más el rendimiento acústico. Cuanto menos ruido pene-tre del exterior, tanta más importancia adquirirá el ruido en el interior. Dentro del propio campo de los sistemas de fachadas, Reynaers investiga y desarrolla soluciones para disminuir el ruido de contacto que puede producirse a través de la fachada entre los pisos o entre habitaciones contiguas.

La transparencia y entrada de abundante luz natural

Las lamas del siste-ma de protección so-lar BS (Brise Soleil) facilitan el control del clima interno y ofrecen un excelente confort visual

LUJO

Aunque el rendimiento energético sea una fuerza motriz detrás de las soluciones confortables, existe una demanda creciente de confort no relacionado con la eficiencia energética. A pesar del aumento de los precios energéticos, la prosperidad de las regiones más ricas del planeta ha experimentado un incremento importante en las últimas décadas. Esta mayor prosperidad significa que un número creciente de personas pueden financiar niveles de confort que antes quedaban lejos del alcance de su bolsillo. Algo que ayer era un lujo al alcance de pocos, es hoy normal para muchas personas y mañana será la norma para todos, al igual que ha sucedido con el tamaño de las ventanas y, por consiguiente, con la luminosidad y transparencia de los interiores o con los sistemas de calefacción central. Lo mismo pasa con el hecho de que en la mayoría de lugares del mundo occidental el número de metros cuadrados por persona se haya cuadruplicado entre 1900 y 2000, ejerciendo una fuerte presión sobre el consumo energético. Una de las maneras de aumentar la superficie disponible son las galerías, jardines de invierno y terrazas cubiertas, que se observan en muchos proyectos residenciales nuevos. Estas estancias no se usan solo en verano como un espacio interior-exterior, sino que también se aprovechan con mayor frecuencia durante las otras épocas del año. Estas estancias no suelen disponer de sistemas de calefacción o aire acondicionado (y no están aisladas del mismo modo que el resto de la vivienda), pero la actual tecnología Reynaers permite mejorar su estanqueidad al viento y al agua para que pueden ser usadas prácticamente todo el año. Un último aspecto del confort en los sistemas Reynaers es, además de su fácil mantenimiento, su comodidad de uso. El funcionamiento de todos los sistemas cumplen las normas más estrictas, debido a lo cual se precisa poca fuerza y son, por lo tanto, indicados para todos los usuarios, jóvenes y mayores. Y para aquellas personas que no desean realizar esfuerzo alguno, las puertas correderas de los sistemas CP 155 y CP 50 están disponibles con motor, pudiéndose operar pulsando un simple botón.