Resistencia al fuego

Como el aluminio es un material no inflamable y tiene una temperatura de fusión de más de 600 grados, se trata de un material interesante para crear soluciones de resistencia al fuego. Estos sistemas requieren soluciones dedicadas que cumplan los requisitos necesarios de las normativas para resistir al fuego durante 30 o 60 minutos. Estas pruebas se realizan en estrecha colaboración con diversos laboratorios europeos acreditados, como WFR, IFT, Efectis Group e ITB.

Protección antibala

Algunos sistemas específicos están diseñados para resistir impactos de bala. Los campos de aplicación de estos sistemas están estrechamente relacionados con el sector bancario, oficinas de correos, etc. Las pruebas se realizan en laboratorios de pruebas especializados como TNO y la Royal Military School.