Skip to main content
  • ConceptWall 50 Muros cortina - Complejo de apartamentos Balans situado en Utrecht, los Países Bajos
  • ConceptWall 50 Muros cortina - Complejo de apartamentos Balans situado en Utrecht, los Países Bajos
  • ConceptWall 50 Muros cortina - Complejo de apartamentos Balans situado en Utrecht, los Países Bajos
  • ConceptWall 50 Muros cortina - Complejo de apartamentos Balans situado en Utrecht, los Países Bajos
  • ConceptWall 50 Muros cortina - Complejo de apartamentos Balans situado en Utrecht, los Países Bajos
  • ConceptWall 50 Muros cortina - Complejo de apartamentos Balans situado en Utrecht, los Países Bajos
  • ConceptWall 50 Muros cortina - Complejo de apartamentos Balans situado en Utrecht, los Países Bajos
  • ConceptWall 50 Muros cortina - Complejo de apartamentos Balans situado en Utrecht, los Países Bajos
  • ConceptWall 50 Muros cortina - Complejo de apartamentos Balans situado en Utrecht, los Países Bajos
  • ConceptWall 50 Muros cortina - Complejo de apartamentos Balans situado en Utrecht, los Países Bajos
  • ConceptWall 50 Muros cortina - Complejo de apartamentos Balans situado en Utrecht, los Países Bajos
  • ConceptWall 50 Muros cortina - Complejo de apartamentos Balans situado en Utrecht, los Países Bajos
  • ConceptWall 50 Muros cortina - Complejo de apartamentos Balans situado en Utrecht, los Países Bajos

Balans

Utrecht - los Países Bajos

¿Cómo es posible que un complejo de apartamentos logre crear un nexo de unión entre una concurrida carretera y un barrio de casas adosadas, mientras que ambos todavía no existen? Este es el reto que tuvo que superar el despacho de arquitectos KCAP a la hora de diseñar el bloque de apartamentos Balans en la zona de obra nueva Leidsche Rijn, cerca de la ciudad neerlandesa de Utrecht. El resultado es un sofisticado edificio con unos espacios exteriores variados y bastante amplios, en comparación con lo que es habitual en los Países Bajos. Leidsche Rijn es una zona de obra nueva de unos veinte kilómetros de superficie, situada al oeste de Utrecht, entre la autopista A2 y la A12. En esta zona viven, actualmente, unos catorce mil habitantes, pero entre los distintos barrios construidos sobre estas antiguas tierras de labranza todavía existe espacio suficiente, y las obras de construcción continúan sin interrupción. Entre ahora y el 2015, el número de habitantes deberá haber alcanzado los cien mil. Leidsche Rijn se convierte, de este modo, en uno de los mayores barrios denominados Vinex, que se construyen en el marco del programa de ordenamiento territorial aprobado en 1993 por el gobierno neerlandés. Antes del 2015 se deben haber construido en los Países Bajos setecientas cincuenta mil viviendas en barrios de obra nueva en y alrededor de las grandes ciudades. En el centro mismo de Leidsche Rijn se sitúa Het Zand, uno de los siete barrios que conforma la zona. Se trata de uno de los espacios de construcción más reciente y se espera que esté finalizado en 2011. Al igual que el resto de Leidsche Rijn, el barrio Het Zand estará formado, en gran medida, por casas adosadas con pequeños jardines. Sin embargo, por el centro del barrio discurre una línea de ferrocarril y, paralelamente a la misma, se ha proyectado una carretera, que cruza Het Zand de oeste a este y ofrece una conexión directa a Utrecht. A lo largo de este eje, se deberán construir edificios urbanos de mayor altura, entre los que también se incluye el edificio de apartamentos Balans de KCAP.

Arquitectura escalonada

Mientras que el complejo Balans linda por el norte con el eje principal, que en el futuro se caracterizará probablemente por su intenso tráfico, por el sur, lo hace con una zona residencial tranquila, como muchas otras que conforman el Leidsche Rijn. Estos dos extremos tenían que confluir a partir de medios arquitectónicos. Por ello, KCAP optó por diseñar un edificio de cincuenta apartamentos, con una superficie habitable de entre 65 y 180 metros cuadrados, con forma de U, y cuyos laterales, de diseño escalonado, encierran una terraza ajardinada. En la fachada orientada a la carretera, el edificio de ladrillo tiene una altura de seis pisos, mientras que más al sur, la altura se reduce a tres pisos. Gracias a ello, los apartamentos de los laterales disfrutan de una terraza orientada al sur, cuyo tamaño varía entre los 26 y los 60 metros cuadrados; unas dimensiones realmente grandes para lo que es habitual en los Países Bajos. Esta distribución también ofrece una transición fluida entre el carácter urbano del eje principal y los edificios más bajos situados detrás. La entrada al edificio de apartamentos se realiza a través de un vestíbulo de seis metros de altura, que cuenta con tres locales de trabajo y un local comercial, situados en la parte norte del edificio. Detrás del vestíbulo, se encuentra un garaje medio oculto de dos pisos de altura, y encima del mismo, la terraza ajardinada protegida por tres flancos, que es una zona comunitaria para los habitantes y está provista de bancos, jardineras e incluso una pista de petanca. Los apartamentos situados en el mismo piso que la terraza comunitaria, tienen una terraza propia. Los demás apartamentos tienen un balcón con vistas a la terraza o están situados detrás de una galería particularmente ancha que también se utiliza como espacio exterior.

Ingeniosa barrera acústica

Todos los apartamentos de Balans están provistos de ventanas de gran altura, que están provistas, en parte, de barandillas. Para las ventanas se utilizó el sistema de tres cámaras CS 68, usándose en una parte la versión CS-FP, con una resistencia al fuego de treinta minutos. En la fachada norte se precisaban sistemas especiales que protegiesen contra el ruido, razón por la cual KCAP optó por una fachada de doble cristal, que no solo garantiza un buen aislamiento acústico, sino que también favorece una ventilación natural. La fachada delantera se basa en el sistema CW 50, que gracias a los delgados perfiles de 50 mm ofrece un aspecto liviano y favorece la entrada de gran cantidad de luz. Las fachadas laterales también están provistas de un aislamiento acústico ingenioso, ya que los balcones están medio ocultos en el edificio. Aunque el entorno urbano de Balans todavía no muestra su aspecto final, ya ha influido de modo importante en el diseño del edificio. Gracias a la configuración de los elementos del edificio y las fachadas se ha obtenido un bloque que, además de garantizar el necesario aislamiento acústico, también ofrece grandes ventanales y mucho espacio exterior, y forma, además, un nexo de unión entre las distintas situaciones urbanísticas.

Sistemas Reynaers utilizados

Involved stakeholders

Arquitecto

Elaborador

  • Elementz

Fotógrafo

  • Wim Tholenaars

Otras partes interesadas

  • BAM Woningbouw (Contratista general)
  • BAM Vastgoed (Investors)