Skip to main content
  • ConceptWall 50 Muros cortina - Office building RAMS Business centre situado en Bucharest, Rumania
  • ConceptWall 50 Muros cortina - Office building RAMS Business centre situado en Bucharest, Rumania
  • ConceptWall 50 Muros cortina - Office building RAMS Business centre situado en Bucharest, Rumania
  • ConceptWall 50 Muros cortina - Office building RAMS Business centre situado en Bucharest, Rumania
  • Arhi-Grup

RAMS Business centre

Bucharest - Rumania

El Grupo ARHI demuestra que el plegado y colocación aleatoria de fachadas puede aportar dinamismo a unas formas impuestas por las normativas y la eficacia económica.

El muro cortina de cristal es, sin duda alguna, uno de los símbolos arquitectónicos más poderosos de la Rumania posterior a 1989. De ser un elemento prácticamente inexistente en el paisaje socialista (y usado con mayor frecuencia en los edificios industriales), el muro cortina ha pasado a sufrir un auge después del cambio de régimen y de la transición a una economía de mercado. Mientras que al principio solo existían sistemas y soluciones sencillas, la implantación posterior de sistemas de alto rendimiento condujo a la búsqueda de nuevas soluciones arquitectónicas más complejas y creativas, que traspasaban la fórmula estándar. El Rams Business Center es un ejemplo de un edificio de oficinas de alto standing que se aleja del formato común. El edificio está situado en las afueras de Bucarest, una ciudad que ha experimentado últimamente un crecimiento espectacular. Las antiguas zonas industriales sufren una rápida urbanización y se han levantado varios complejos residenciales y de oficinas. El volumen primario era algo extraño, puesto que era el resultado de las normativas de urbanización que imponían distintas entradas para dos partes del mismo terreno. La respuesta arquitectónica a estas normativas era un diseño que fragmentaba el edificio. Los dos volúmenes resultantes obedecían a las alturas requeridas y suavizaban el fuerte impacto del rígido volumen de nueve pisos. Como es lógico, la articulación entre ambas partes contiene la entrada y el núcleo principal de circulación.

Dos poliedros

La imagen de los dos volúmenes separados se obtiene mediante unos pisos voladizos, mientras que la zona de articulación no sobresale por detrás de la esquina exterior de la estructura. El segundo paso requería una solución que pretendía crear una diferencia entre los anchos de las vigas voladizas, a veces en un mismo piso. Estas diferencias provocan la forma del plegado de ambas alas. En vez de una caja grande y de formas extrañas, se obtiene una composición realizada con dos poliedros irregulares separados por un corte profundo. El curvado de ambas áreas de las fachas principales hacia el punto de articulación subraya la concavidad de las zonas de acceso y de circulación. Debido a que la planta baja queda oculta con respecto a los volúmenes principales, éstos parecen flotar por encima del suelo. Este tipo de descomposición se ha llevado aún más allá mediante un tratamiento distinto de las fachadas de cada volumen. El volumen más alto y grande parece un cristal semitransparente cuya piel uniforme abarca hasta la balaustrada (en el primer piso) de una logia unida al edificio. El volumen más largo y menos elevado se ha cubierto con varias placas transparentes y opacas, que pertenecen al mismo plan y crean una ambigüedad de percepción, puesto que la fachada se puede leer como una superficie continua o como una alternancia de ventanas y parapetos. El ritmo de los elementos de esta fachada no es regular, sino que los paneles opacos se han pintado en tres colores distintos, por lo que toda la superficie se convierte en un juego de elementos al azar. La composición da la vuelta a la esquina y continúa por la parte posterior y poco llamativa del edificio y, parcialmente, por la fachada lateral del ala de cristal. En esta fachada, el eternit y el cristal se encuentran en una esquina diagonal, subrayando, de este modo, los dos tratamientos distintos del mismo espacio interior.

Plegado e izado

El plano es bastante sencillo: un espacio abierto con una espina dorsal en el centro y que contiene los espacios técnicos y las zonas de circulación. El eje en el que se ha colocado el acceso rompe la espina dorsal en frente de la circulación. La fachada principal ofrece las vistas más espectaculares: el plegado e izado de la fachada, las distintas entradas de los pisos son claramente visibles y hacen que el espacio interior tenga un aspecto más dinámico. La fachada ofrecía el principal espacio para innovaciones y detalles. Se usaron dos sistemas de Reynaers: CS 68 para las puertas exteriores y CW 50, el sistema más espectacular, para la fachada. Los paneles opacos se integran en el sistema de fachada y consisten de una caja de metal que contiene el aislamiento térmico, así como la protección antiincendios de la cual una placa de eternit se fija con remaches. El espacio entre la caja y la placa preserva el principio de fachada ventilada incluso en esta zona. En toda la fachada, existe un sistema estructural con perfiles ocultos detrás de las zonas de cristal.

Las juntas verticales se cubren con perfiles flexibles y estancos al aire, mientras que las horizontales presentan un perfil con cobertura de aluminio, subrayando discretamente las líneas horizontales de la fachada. Como es lógico, las esquinas en las que se encuentran las zonas izadas eran las zonas más delicadas. Aunque el volumen parezca bastante complicado, solo existen tres de estas esquinas, que se corresponden con tres perfiles diagonales colocados en la estructura de soporte de la fachada. Debido a que los ángulos resultantes no eran estructuras habituales, se tuvieron que ajustar estos perfiles. Una pieza de aluminio, especialmente diseñada, conecta el cristal con el elemento de soporte principal. Esta innovación permite desarrollar más soluciones y crear innumerables variantes de “fachadas espaciales” con el sistema existente. El efecto es impresionante. A pesar del volumen inicial impuesto por la superficie de suelo total requerida y las normativas de urbanismo, el edificio se ha convertido en un punto llamativo dentro de una zona poco estructurada. El hecho de que el edificio final se parezca casi exactamente a los modelos tridimensionales de la fase de diseño es una prueba de la atención prestada a los detalles, así como de la colaboración entre los autores, el fabricante, el diseñador y el constructor de la fachada.

Sistemas Reynaers utilizados

Involved stakeholders

Arquitecto

  • Arhi-Grup

Elaborador

  • Plus confort

Fotógrafo

  • Andrei Mărgulescu

Otras partes interesadas

  • Arhi-Grup (Contratista general)
  • Euro Property Rentals (Investors)