Skip to main content
  • ConceptWall 60 Muros cortina - Office building Sir John Rogerson's Quay situado en Dublin, Irlanda
  • ConceptWall 60 Muros cortina - Office building Sir John Rogerson's Quay situado en Dublin, Irlanda
  • ConceptWall 60 Muros cortina - Office building Sir John Rogerson's Quay situado en Dublin, Irlanda
  • ConceptWall 60 Muros cortina - Office building Sir John Rogerson's Quay situado en Dublin, Irlanda
  • O' Mahony Pike Architects

Sir John Rogerson's Quay

Dublin - Irlanda

Edificio de oficinas

UNA INCORPORACIÓN LLAMATIVA EN UNA ANTIGUA ZONA  PORTUARIA

La calle Sir John Rogerson’s Quay se extiende a lo largo de exactamente media milla a la orilla sur del río Liffey. Comienza en el puente Sean O’Casey, recientemente terminado y obra de Santiago Calatrava, y termina en el terreno de la torre que ya no se construirá para la banda irlandesa de rock U2 en Britain Quay. Esta parte de la ciudad de Dublín sigue experimentando un gran cambio físico y social y es la sede de numerosos edificios nuevos y de gran significado cultural, tales como el nuevo Teatro Grand Canal Square de Daniel Liebeskind y el Centro Nacional de Conferencias de próxima abertura y obra de Kevin Roche en la orilla norte del río. Al igual que otras muchas zonas portuarias de todo el mundo antaño llenas de bullicio y trabajadores, la mayoría de edificios nuevos de la zona rehabilitada son edificios de oficinas, una herencia de los incentivos fiscales corporativos y del boom inmobiliario vivido en Irlanda. Muchos de estos edificios son la sede de algunos de los bancos más importantes del mundo, así como de prestigiosas empresas informáticas. Esta lista se amplió recientemente con un nuevo edificio de oficinas, obra de los arquitectos O’Mahony Pike. El edificio de ocho pisos de altura forma parte de un proyecto de uso mixto, que constará eventualmente de un bloque residencial con 112 viviendas y varios locales comerciales en los bajos. El edificio se divide en dos secciones: el volumen occidental está formado por un patrón a cuadros de láminas de cristal translúcido y opaco de colores suaves, mientras que el volumen oriental de mayor altura es una caja de piedra con un muro cortina sobresaliente y un patrón más uniforme. Si se observa desde el río Liffey, el bloque de piedra se parece al lomo de un libro sólido y firme que protege todo el muelle. Según Eden Aluminium, los subcontratistas encargados de la fachada,

‘los arquitectos querían una fachada totalmente acristalada, razón por la cual el sistema CW 60 de Reynaers era la opción adecuada’. Se usaron dos versiones de este sistema: el estándar para el acristalamiento del vestíbulo de entrada en la parte inferior del edificio y el sistema articulado en la sección de cristal coloreado de la parte superior. Al igual que muchas cosas que parecen sencillas en su ejecución final, la fachada acristalada esconde soluciones complejas y sutiles. Por poner un ejemplo, debido a que el inquilino del edificio iba a ser el banco State Street, la seguridad era un aspecto muy importante. El sistema CW 60 de Reynaers permitía instalar cristal a prueba de bombas y ondas expansivas. Una capa exterior reforzada de 6 mm junto con una hoja interior formada por dos capas de cristal reforzado de 6 mm laminadas entre sí, ofrecen el refuerzo necesario. El tamaño de los paneles de cristal, algunos de hasta 3 por 1,5 metros, hicieron necesario el uso de ventosas industriales especiales durante la instalación. Eden Aluminium también presume de que, gracias al uso del sistema CW 60, el edificio logra uno de los valores de estanqueidad al aire más bajos de todos los edificios de oficinas de reciente construcción en Irlanda; un ejemplo de que la elegancia y la estética de la fachada pueden ir mano a mano con la disminución de la pérdida de calor y ahorro energético. Los paneles coloreados – realizados aplicando pintura y lámina de soporte al cristal – aportan una paleta sutil y delicada de amarillos, limas y azules a la fachada. La decisión del arquitecto de limitar el número de colores surte efecto.

Los paneles coloreados opacos son de cristal, y reflejan y brillan igual que cualquier otro cristal; en un modo menos literal, los paneles también reflejan cualquier cambio en el tono del color del cielo, el río y la piedra y los materiales tradicionales de la zona portuaria. Los colores se han usado de modo inteligente, asegurando la integración del edificio en su contexto. Se trata de una parte muy vieja e histórica de la ciudad de Dublín, y gracias al color usado este moderno edificio parece formar parte del lugar. Los detalles nítidos y estilizados, logrados gracias al sistema CW 60 de Reynaers, permiten prescindir de lo innecesario, y centran la atención visual y sensorial en el pasado y en el futuro de este colorido distrito de Dublín.

Sistemas Reynaers utilizados

Involved stakeholders

Arquitecto

  • O' Mahony Pike Architects

Elaborador

  • Eden Aluminium Ltd.

Fotógrafo

  • Enda Cavanagh

Otras partes interesadas

  • Danninger Ltd. (Contratista general)
  • Dunloe Ewart Property (Investors)